0

Si te duelen los talones al despertar o estar parada por mucho tiempo, esto le pasa a tu cuerpo.

El dolor de talón generalmente no es causado por una sola lesión, como un esguince o una caída, sino por la presión repetida y los golpes con el talón.

Las razones comunes incluyen: 

Fascitis plantar o inflamación de la fascia plantar: la fascia plantar es un ligamento fuerte en forma de arco que se extiende desde el calcáneo (calcáneo) hasta el dedo del pie.

Este tipo de dolor suele estar causado por la forma del pie, por ejemplo, si el arco del pie es particularmente alto o bajo.

Cuando la fascia plantar se estira demasiado, sus fibras de tejido blando se inflaman, generalmente donde se conecta con el hueso del talón, pero a veces el problema ocurre en la mitad del pie. Sentirá dolor debajo de los pies, especialmente después de un largo período de descanso. Si el tendón de Aquiles también está tenso, los músculos de la pantorrilla pueden sentirse acalambrados.

Bursitis del talón: una inflamación que ocurre en la parte posterior del talón, llamada bolsa, porque es un saco fibroso lleno de líquido. Esto puede ser causado cuando camina de manera anormal o cuando sus talones caen con fuerza o cuando sus zapatos están bajo presión. El dolor se puede sentir en la parte interna o en la parte posterior del talón. A veces, el tendón de Aquiles se hincha y el dolor suele empeorar con el tiempo.

Formación del hueso del talón: también llamado abultamiento de la bomba o deformidad de Haglund, es común en los adolescentes. El hueso del talón no está completamente desarrollado y la fricción excesiva conduce a la formación de demasiado hueso. Los pies planos suelen ser la causa de esta deformidad. Esto puede suceder antes de que los huesos estén completamente maduros y comiencen a usar tacones altos.

Síndrome del túnel tarsal: compresión o compresión del nervio grande en la parte posterior del pie. Esta es una neuropatía compresiva que puede ocurrir en el tobillo o el pie.

Inflamación crónica del talón: esto se debe a que la presión de la almohadilla del talón se vuelve demasiado delgada o demasiado pesada.

Fracturas por estrés: lesiones relacionadas con estrés repetitivo, ejercicio extenuante, ejercicio o trabajo físico pesado. Los corredores son particularmente propensos a sufrir fracturas por estrés de los metatarsianos de los pies. También puede deberse a la osteoporosis.

Enfermedad de Sever: la causa más común de dolor de talón en niños o atletas adolescentes es causada por el uso excesivo y microtraumatismos repetitivos en la placa de crecimiento del hueso del talón. Los niños de entre 7 y 15 años son los más afectados.

Tendinopatía de Aquiles: también llamada tendinopatía degenerativa, tendinitis, tendinopatía y tendinopatía. Es una enfermedad crónica asociada a la degeneración progresiva del tendón de Aquiles.

A veces, el tendón de Aquiles no funciona correctamente debido a múltiples desgarros menores o minúsculos, por lo que no puede curarse normalmente o repararse a sí mismo. Estos pequeños desgarros pueden ocurrir cuando el tendón está bajo presión más allá de su capacidad. Con el tiempo, el tendón se engrosa, se debilita y se lesiona.

Las siguientes son otras causas de dolor de talón:

  • Rotura del tendón de Aquiles
  • Desgarro de la fascia plantar
  • Compresión del nervio de Baxter
  • Fractura por estrés del calcáneo
  • Quistes en el calcáneo
  • Bloque de tejido blando
  • Tendón flexor corto desgarrado
  • Artritis sistémica (lupus, artritis reumatoide, artritis psoriásica)
  • Contusión ósea
  • Problema cíclico
  • Postura incorrecta al caminar o correr
  • Quiste óseo, un quiste aislado lleno de líquido en el hueso.
  • Gota, cuando el nivel de ácido úrico en la sangre aumenta hasta el punto en que los cristales de ácido úrico se acumulan alrededor de las articulaciones, puede causar inflamación y dolor intenso.
  • Neuroma, o neuroma de Morton, una inflamación de los nervios plantares, generalmente entre las raíces del segundo y tercer dedo del pie
  • La osteomielitis es una inflamación de los huesos causada por una infección de los huesos o la médula ósea.

La osteomielitis puede ser el resultado de una lesión o cirugía, o puede ser el resultado de una infección que ingresa al tejido óseo desde el torrente sanguíneo. Los síntomas incluyen dolor profundo y calambres musculares en el área de la inflamación y fiebre.

La neuropatía periférica implica daño a los nervios, que puede causar dolor y entumecimiento en las manos y los pies.

Puede ser causado por traumatismos, infecciones, trastornos metabólicos y exposición a toxinas. La diabetes es una causa común.

Admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *